PERICIAS JUDICIALES SEÑALAN CONTAMINACIÓN DEL RÍO POR COLIFORMES EN LA ZONA DE ALLEN

La Defensora del Pueblo de la Provincia, Nadina Díaz, señaló hoy que las pericias ordenadas por el Juzgado Federal de General Roca, a partir de la denuncia penal y querella por contaminación del río Negro en la zona de Allen, impulsada por el organismo de control a su cargo, arrojó como resultado, la presencia de coliformes totales, fecales y Demanda Bioquímica de Oxígeno (DBO5).


La Defensora destacó que se continúa con el trámite judicial hasta determinar las posibles causas de contaminación y si los parámetros superan los límites permitidos en la legislación vigente.


"Lo importante es que venimos trabajando con rigor técnico científico para establecer no solo cuan comprometida está la salud de nuestro río sino como debemos actuar de aquí en más para revertir este proceso. Es importante también lo que ha sucedido en todos los ámbitos, que es la toma de conciencia sobre la necesidad de asegurar un medio ambiente sano y libre de contaminación", destacó Nadina Díaz.


"Vemos como se generan acciones públicas y privadas para evitar el vertido de líquidos sin tratamiento al río o evitar los efectos contaminantes de la actividad petrolera", señaló recordando en este sentido la ampliación de la planta depuradora de San Carlos de Bariloche cuya primer etapa de obras se licita en los próximos días y "en donde hemos intervenido activamente para su concreción".


Dijo que "debe darse también un entendimiento con las provincias vecinas con las que compartimos los ríos, para buscar una solución integral al proceso de contaminación y darle prioridad en la agenda pública de los estados".


El informe conocido hoy pertenece a técnicos especializados de la Prefectura Naval Argentina, quienes en el marco de esta causa y por orden de dicho Juzgado, el 15 de noviembre recogieron muestras en un amplio sector del río en la zona aledaña a la ciudad de Allen.


La Defensoría del Pueblo en su carácter de única querellante, tomó vista de los resultados de la pericia que fuera ordenada oportunamente y efectúa un seguimiento de la causa que incluirá el 14 de marzo una declaración de la Jefa de la Sección Biología de la Prefectura Naval Argentina, la perito Laura Freyre Bordogna, para aclarar diferentes aspectos que hacen a determinar si esos parámetros son o no considerados residuos peligrosos.


Asimismo el Juez interviniente, Hugo Greca, y a partir de estos resultados, solicitó al Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, información sobre si efectivamente los elementos encontrados se encuentran comprendidos en la Ley 24.051 y su decreto reglamentario referida a residuos peligrosos, para continuar la querella.


También el magistrado requirió de la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de Río Negro, un informe sobre la existencia de límites legales, tanto en reglamentos, decretos o leyes, para la presencia de dichas sustancias en cursos de agua de uso recreacional, como así se han efectuado controles de vertidos en las plantas de tratamiento de líquidos cloacales de las ciudades de Cipolletti, Allen y General Roca y los resultados de dichos muestreos.


Paralelamente ordenó se informara a la Fiscalía de Neuquén sobre la existencia de distintas causas en las que se investiga la contaminación en las que la Defensoría del Pueblo de Río Negro es parte querellante.


Respecto de las pericias comparativas en la causa de la planta de tratamiento de Allen requeridas oportunamente, el informe detalla entre otros aspectos que se advirtió la presencia de adenovirus en el centro del cauce del río Negro a 1000 metros de la zona de descarga, a 3.000, costa sur, en sectores de la Isla 19 y en la descarga de la laguna natural de la localidad de Allen.


En el caso del entenovirus, este fue detectado a 3000 metros del lugar, en el centro del cauce, coincidiendo con el resultado de la descarga de la laguna natural.


Asimismo la pericia detalla que se ha observado un aumento significativo en todos los puntos de comparación de coliformes fecales. Similar resultado se obtuvo por la presencia de hierro que aumentó a 0,44 mg/l en función del muestreo anterior. No se detectó la presencia de amoníaco.


La Defensora del Pueblo de la Provincia destacó que se continúa con el trámite judicial hasta determinar las posibles causas de contaminación y si los parámetros superan los límites permitidos en la legislación vigente.