“No tengo nada que ocultar" remarcó Poblete, quien se desempeña en la fuerza hace 27 años.

"No tengo nada que ocultar. Me presenté en la Fiscalía por voluntad propia, porque mi deber es denunciar todo acto que no se corresponda con la legalidad", remarcó Poblete, quien se desempeña en la fuerza 

hace 27 años.






No obstante, el jefe segundo de la Regional aseguró que "no recibí ninguna notificación". "Desconozco en qué hecho se me puede imputar. Vine por mi cuenta a denunciar situaciones que involucran a personal policial", aseveró. 

Paola, la hermanade Muñoz, remarcó que los desplazamientos de los cuatro jefes policiales ratifican la hipótesis de que la Policía está involucrada en la desaparición del efectivo. "Nosotros siempre tuvimos las sospechas de que Lucas sabía algo que compromete a la Policía", afirmó, y añadió que su hermano en el último tiempo estaba "muy nervioso" (ANB)